Últimamente he oído y leído por todos lados que el trabajador freelance en Colombia van en aumento. ¿En dónde? Me pregunté siempre. No conocía a nadie cercano ni lejano que fuera freelancer. Por el contrario solo escuchaba y vivía historias de jefes que querían tener a sus empleados de 7 a 7 y hasta sábados y domingos trabajando, pero en la oficina. El teletrabajo para mi era solo una sospecha, una lectura en redes sociales o algún artículo del periódico.

A pesar de no tener experiencias cercanas sobre cómo ser freelancer, me lancé. Si, así como lo leen, me lancé sin pensarlo dos veces. Pero, ¿porqué una profesional como yo, con más de 15 años de experiencia en el marketing de empresas nacionales y multinacionales? ¿Por qué con todas las oportunidades de ser una gran ejecutiva haría algo así?

Mi primer motivo

Y el más importante fue tener HORARIOS FLEXIBLES. Soy mujer, y como tal, no solo quería ser una profesional exitosa, sino una esposa dedicada y una mamá que estuviera allí para mis hijos. Ya no quería trabajar hasta altas horas de la noche, viajar por trabajo y ausentarme de casa. Muchos menos pedir permisos para cada cosa de mis hijos, pediatras, clases, presentaciones en el colegio, etc. No se imaginan el cambio en mi casa. No solo estaba haciendo lo que me gustaba y amaba mi trabajo cada vez más, sino que podía dedicar tiempo a lo que más importa: MI FAMILIA.

Otro beneficio que encontré fue el trabajar en diferentes proyectos.

Ya no tenía que pasar años con un mismo tema, dónde mi CREATIVIDAD se agotaba con el pasar del tiempo. Todos los proyectos freelance son de cierta forma diferentes. Los jefes temporales cambian y cada vez se aprende algo nuevo. Las personas con las que tienes contacto también son distintas y por supuesto la creatividad, innovación y reflexión que le imprimes a cada proyecto te hace amar tu trabajo cada día más.

Por último, tengo una oficina virtual. Trabajo desde donde quiero, en el horario que escojo cada día. No tengo que desplazarme en horas pico y cada vez descubro más los beneficios de las nuevas tecnologías. Y a ti, ¿te gustaría trabajar freelance?

Claudia de Zelectto