Muchos clientes quieren tener 10,000 followers en una semana y conseguir 20,000 likes por posts. Me piden comprar likes, followers, incrementar su popularidad pagando una suma de dinero. Quieren obtener un reconocimiento, que a mi manera de ver, es totalmente falso.

Hoy en día existen granjas de likes. Si, así como lo oyes, granjas que no son de zanahorias, papas o lechugas, son de likes. ¿Cómo funciona esto? En una gran bodega u oficina hay conectados cientos de celulares y computadores, que a través de bots (programas que realizan tareas de manera automática), se hacen pasar por seres humanos, repartiendo likes las 24 horas del día.

¿Qué pasa legalmente?

Esta industria, claramente no tiene una regulación por sus constantes cambios y actualizaciones. Así que legalmente, mis clientes no estarían incurriendo en un delito. Sin embargo, detrás de esto hay un gran número de manipulaciones de la opinión pública que no parecen éticas. Imaginen la reputación comprada en falsos comentarios en redes sociales para realzar el nombre de empresas, productos y personas corruptas o ilegales que influyan sobre las decisiones de personas reales. ¿Pero, ustedes si quisieran tener de seguidores zombies, fantasmas y brujas?

Siempre recomiendo a mis clientes, tener cuidado con este tipo de técnicas, pues a la larga, nunca son los clientes que quieren tener. Es mejor tener pocas y verdaderas personas que amen tu marca, tu producto o servicio. Personas de carne y hueso interesadas en ti, que realmente te dejen medir qué estás haciendo bien, qué estás haciendo mal y que realmente funciona para tu público. Definir una correcta estrategia digital, te dará incluso mejores resultados.

¿Comprarías likes para tu servicio/producto?

Claudia de Zelectto